Régimen de Sueldos y Salarios, y Asimilados a Salarios

En este régimen, se habla sobre los Impuestos para principiantes, mismos en los que se encuentran aquellos individuos que mantienen una relación laboral directa con una empresa y reciben un sueldo, ya sea como empleados con nómina o en calidad de asimilados a salarios.

Es importante entender que, en este escenario, gran parte de las obligaciones fiscales recaen en el empleador, lo que simplifica significativamente el proceso para los empleados.

Cuando te incorporas a un nuevo empleo, siempre es esencial aclarar bajo qué régimen serás contratado, ya que esto definirá tu situación fiscal. Además, es fundamental obtener tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC) como parte de tus responsabilidades fiscales.

A continuación te presentamos preguntas y respuestas sobre los Impuestos para principiantes.

¿Cómo Obtener tu RFC?

El RFC es un número único que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) utiliza para identificar a las personas o empresas sujetas al pago de impuestos. En el caso de quienes están bajo el régimen de sueldos y salarios, generalmente el empleador realiza el trámite para obtener el RFC, que consta de 13 caracteres entre letras y números.

Si tu empleador no realiza este trámite por ti, puedes gestionarlo por tu cuenta a través del sitio web del SAT, programando una cita en sus oficinas o visitando una de sus sedes en los estados. Lo más recomendable es realizarlo en línea a través del menú de “Trámites del RFC” y seleccionar la opción que corresponde a obtenerlo mediante tu CURP.

Dependiendo de la actividad que vayas a realizar, el sistema te indicará tus obligaciones fiscales. Si optas por acudir personalmente a una oficina del SAT para obtener tu RFC, asegúrate de agendar una cita en su portal web, donde deberás proporcionar identificación oficial, comprobante de domicilio y un medio de contacto.

¿Debes Presentar Declaración?

Si estás exclusivamente bajo el régimen de sueldos y salarios, la responsabilidad de presentar tus declaraciones recae en tu empleador.

Sin embargo, si durante el año previo tuviste ingresos superiores a 400,000 pesos, estarás obligado a presentar una declaración anual de manera independiente. Esto es especialmente relevante si también estás inscrito en otro régimen.

¿Necesitas Emitir Facturas?

No existe una obligación de emitir facturas en este régimen.

¿Puedes Realizar Deducciones Personales?

Aunque no estés obligado a presentar una declaración anual, tienes la opción de hacerlo de manera voluntaria. Esta decisión te permite realizar deducciones personales, lo que podría resultar en un reembolso de impuestos por parte del SAT.

Algunos gastos que puedes deducir incluyen consultas médicas, gastos dentales, psicológicos o nutricionales, adquisición de lentes graduados o de contacto, estudios clínicos, gastos funerarios y colegiaturas en escuelas privadas validadas por la SEP, entre otros.

Es esencial que todas estas erogaciones se realicen mediante tarjeta, cheque o transferencia bancaria y que solicites facturas electrónicas, ya que el SAT solo considerará estos gastos si cuentas con los comprobantes adecuados.

Realizar deducciones puede convertirse en una estrategia para optimizar tus impuestos y obtener un beneficio económico.

Compártelo:
Abrir chat
Notaria 129
Hola!
Quieres saber el costo del servicio notarial que requieres?
Cotiza con nosotros sin compromiso!