La Legalidad de la Cobranza Extrajudicial y las Consecuencias de la Intimidación

En la gestión de cobro, el uso de amenazas y la intimidación pueden llevar a graves consecuencias legales, incluida la pena de prisión. La Cobranza Extrajudicial, realizada por despachos de cobranza fuera de un proceso judicial, es una práctica común. Pero, ¿es ilegal?

Regulación de la Cobranza Extrajudicial

La actividad de cobranza extrajudicial está regulada por las “Disposiciones de Carácter General aplicables a las Entidades Financieras en materia de Despachos de Cobranza”. Estas disposiciones establecen reglas claras que los despachos deben seguir al prestar servicios de cobranza.

Los Límites de la Intimidación y la Violencia

Es fundamental tener en cuenta que el uso de violencia o intimidación, ya sea en persona o a través de cualquier medio, para exigir el pago se considera “cobranza extrajudicial ilegal”. Esta práctica es ilegal y conlleva sanciones graves. Según la legislación mexicana, quienes recurran a intimidación o violencia en la cobranza extrajudicial pueden enfrentar una pena de prisión que oscila entre uno y cuatro años, además de una multa que va desde 100,000 hasta 300,000 pesos. En caso de emplear documentos o sellos falsos, la pena y la multa aumentarán en un 50% adicional.

Recursos para los Afectados

Las personas afectadas por prácticas ilegales de cobranza extrajudicial tienen opciones para proteger sus derechos. Pueden presentar una denuncia correspondiente y, además, presentar una queja ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), a través de su Registro de Despachos de Cobranza (Redeco).

Sanciones para las Entidades Contratantes

En caso de que se determine que los despachos de cobranza han cometido una infracción, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) sancionará a la entidad financiera que contrató estos servicios. Las sanciones pueden incluir multas que varían de 200 a dos mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), de acuerdo con el artículo 44 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.

En resumen, la Cobranza Extrajudicial es una práctica legal cuando se realiza dentro de los límites establecidos por la regulación. El uso de intimidación o violencia en este proceso es ilegal y puede resultar en graves sanciones, tanto para los responsables de la intimidación como para las entidades financieras que los contratan. La protección de los derechos de los consumidores y la observancia de la ley son fundamentales en la gestión de cobro.

Compártelo:
Abrir chat
Notaria 129
Hola!
Quieres saber el costo del servicio notarial que requieres?
Cotiza con nosotros sin compromiso!